Los Duendes Pixies

Origen Duendes Pixie

Los duendes Pixies son criaturas pequeñas y divertidas muy similares a las hadas, pero que no poseen alas. A veces pueden ser traviesos, pero en general son despreocupados y amantes de la diversión. 

Definitivamente existe una distinción entre estos seres y las hadas, incluso si las diferencias pueden parecer sutiles al principio. A continuación, detallaremos más información sobre estos adorables seres pequeños y las historias en las que han aparecido a lo largo de los siglos.

Algunos datos sobre los Duendes Pixies

  1. Son criaturas pequeñas, sin alas, parecidas a hadas.
  2. Tienen orejas puntiagudas, sombreros puntiagudos que a veces son altos y muchas veces tienen cabello rojizo.
  3. Son en su mayoría criaturas alegres, aunque a veces hacen travesuras.
  4. Uno de sus pasatiempos favoritos es montar a caballo. Se sabe que “toman prestados” caballos y los devuelven con las melenas enredadas.
  5. Otro de sus pasatiempos favoritos es bailar, normalmente en círculos. Mientras bailan escuchan la música de saltamontes y grillos.
  6. Algunas historias sobre los Pixies afirman que estos pueden cambiar de forma.
  7. En otros cuentos, se dice que los Pixies no tienen habilidades mágicas tan poderosas, pero igualmente son muy ágiles y difíciles de encontrar.
  8. Con el tiempo, algunas descripciones literarias les han dado habilidades muy similares a las de Cupido para bendecir matrimonios y enamorar personas.

¿Qué características tienen los Duendes Pixies?

Los Pixies, también conocidos como Piskies, son ‘personas pequeñas’, casi del tamaño de las hadas, pero generalmente no tienen alas. Poseen sombreros puntiagudos y orejas puntiagudas. Muchos aparecen con el pelo rojo o vestimenta verdes. Los cuentos modernos a menudo muestran a los Pixies vestidos con hojas y harapos.

Se dice que los duendes Pixies son amigables con la mayoría de otras criaturas y tienen un espíritu energético y feliz, pero también son conocidos por sus travesuras. Les gusta jugar y montar a caballo, y a veces se involucran en el robo malicioso de caballos de monta. Se sabe que los devuelven con las melenas enredadas.

En algunas descripciones, el baile es su forma principal de diversión y entretenimiento. Cuando bailan, se mueven en círculos o en anillos. En el cuento de Anna Eliza Bray “Un vistazo a los Pixies (A Peep at the Pixies), los describe como seres que disfrutan de la música de los saltamontes y los grillos mientras bailan.

Cada duendecillo Pixie puede tener una personalidad diferente incluso dentro de un solo grupo. Algunos pueden inclinarse por ser crueles y gastar bromas crueles a los humanos, como desviarlos por la noche o incluso robar bebés. Otros pueden ayudar a las personas con sus quehaceres o en el trabajo, o simplemente jugarles una o dos bromas inofensivas.

¿Dónde se originaron los Duendes Pixies?

Los orígenes de estas criaturas se encuentran en el suroeste de Gran Bretaña, pero su localización exacta es difícil de precisar. Según varias fuentes, tienen vínculos muy fuertes con Dartmoor, un área de tierra en la península suroeste de Inglaterra con colinas rocosas grandes, redondeadas, llamadas tors. Dartmoor es un páramo, una zona de tierra casi desértica con pocos árboles, arbustos bajos y vegetación, algunos arroyos y salpicada de tors.

Es muy probable que su origen proceda de la cultura celta, aunque Wikipedia señala que existe una pequeña posibilidad de que su nombre surja de una palabra sueca nórdica: pyske, que se traduce como “pequeña hada”. Otra posibilidad de dónde podría haberse originado la palabra Pixie fue de las palabras en inglés antiguo piskie o pisky, que darían evidencia de los orígenes celtas.

No fue hasta el siglo XIX cuando comenzó a aparecer una extensa literatura sobre estas personas pequeñas. Mencionado anteriormente, ” Un vistazo a los Pixies” de Anna Eliza Bray se publicó en 1854. En esta serie de historias, la Sra. Bray ofrece un excelente punto de vista histórico de cuáles eran las creencias o perspectivas de los duendes Pixies en ese momento.

Hubo una fuerte creencia en la existencia de duendes durante muchos siglos, y algunos en Gran Bretaña e Islandia todavía creen en su existencia hasta el día de hoy.

Véase: Los Duendes son Tan Reales en Islandia que incluso tienen sus propias Casas

¿En qué historias aparecen los Duendes Pixies?

Un vistazo a los Pixies

Una de las primeras obras literarias conocidas que incluía a estos duendes, se publicó en 1854 y se tituló “A Peep at the Pixies”. Fue escrito por una mujer llamada Anna Eliza Bray.

La vida y las aventuras de Santa Claus

En 1902, L. Frank Baum, el hombre que escribió “El mago de Oz”, publicó otra historia llamada “La vida y aventuras de Santa Claus”. En él, Santa Claus adquiere la ayuda de varias pequeñas criaturas, entre ellas un ryl, un knook, un hada y un Pixie llamado Kilter.

En esta historia, las cuatro criaturas no aparecen por mucho tiempo, pero resultan ser muy hábiles para ayudarlo a entregar regalos a los niños. En 1904, publicó una secuela del libro titulado “Un Santa Claus secuestrado”. En este libro, las cuatro criaturas adquieren un papel mucho más protagónico y terminan teniendo que hacerse cargo de Santa Claus cuando este es secuestrado por cinco Demonios. Después de que logran el trabajo de Santa, con algunos contratiempos, traman un plan para rescatarlo y luego derrotar a los Demonios.

Figuras de Dundes Pixies

¡NO TE PIERDAS LAS REBAJAS!

Amazon es una plataforma de comercio electrónico que constantemente modifica los precios de sus productos para garantizar que estos se vendan mejor. Si nos facilitas tu e-mail, te avisaremos cada vez que realice rebajas en los artículos que te interesen para que no te pierdas la oportunidad de adquirirlos más baratos.

Nada de Spam ¡Prometido! Lee nuestra Política de Privacidad.

Tal vez te podría interesar…

Un comentario en “Los Duendes Pixies”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.